2018/04/28

Enaltecimiento de la violación

En los últimos tiempos se ha hablado mucho sobre el enaltecimiento del terrorismo. Más incluso que cuando la organización clandestina ETA practicaba la violencia. Son las contradicciones de vivir en un Estado con una democracia de baja intensidad, por no decir cosas peores. 


Pero no voy a escribir sobre el enaltecimiento de la violencia, no tengo ninguna gana de que me persigan por defender la revolución rusa o la cubana, tan violentas ellas, o la portuguesa, en la que apenas hubo actos violentos, más allá de la difusión por la radio de una canción prohibida, Grândola, vila morena, y unos pocos tanques por las calles de Lisboa. Voy a hablar de otro enaltecimiento, el de la violación, a cuenta de la sentencia de la Audiencia de Iruñea sobre la violación múltiple a una mujer de 18 años en los Sanfermines de 2016.

2018/04/17

Hay futuro

Por circunstancias que no vienen al caso, la pasada semana asistí a un encuentro en el que estuve rodeado de jóvenes, tantos estudiantes como trabajadoras. Un encuentro en el que con la disculpa de abordar las últimas décadas de la historia del movimiento obrero en Euskal Herria, debatimos sobre la situación social y laboral, sobre el presente y el futuro del sindicalismo, del socialismo y de la revolución.

Uno que ya no es tan joven suele tener el defecto del pesimismo, eso que dicen que practicamos los realistas bien informados. Observas el panorama actual del país y percibes una notable falta de punch en las reivindicaciones de clase, en las luchas de las trabajadoras. Pero resulta que no estás tan bien informado cómo pensabas, que hay actividad social, que hay sindicalismo de base, que hay grupos de autodefensa obrera en algunas ciudades, que hay jóvenes dispuestos a coger el testigo y seguir avanzando en la gran carrera hacia la liberación social de este pueblo. 

2018/04/02

Un laberinto sin salida


Lecturas vasco-catalanas (2)

Recién pasado otro Aberri Eguna más, sin mayores novedades, me pongo a la tarea de sacar alguna nueva lección de lo que está aconteciendo en Catalunya en estos últimos tiempos. A decir verdad, el laboratorio catalán nos sirve como campo de experimentación de posibles estrategias a desplegar en Euskal Herria.

Se trataría, en cualquier caso, de superar el actual marco autonómico vigente, alcanzando un mayor grado de soberanía, que pudiese dar lugar, en su programa máximo, a la instauración de una República Catalana independiente. Todo ello circulando por vías exclusivamente pacificas y democráticas, condición esta última que desde Madrid (Gobierno y Tribunal Supremo) se quiere poner en cuestión. De seguro que desde Madrid amplificarán los casos de violencia de baja intensidad hasta convertirlos en casus belli.

2018/03/18

Dinámicas nacionales

En las últimas semanas hemos asistido a amplias movilizaciones de diferente signo, pero en el fondo complementarias, en las que la lucha feminista y la lucha social por un sistema público de pensiones se han sucedido sin solución de continuidad. Como por ensalmo la calle ha vuelto a cobrar protagonismo y los políticos, una vez más, han tenido que ir a remolque de los acontecimientos. Es llamativo el caso del Gobierno español, que se ha desdicho de todos los anatemas lanzados previamente contra la movilización de las mujeres.


Protesta Iruñean. Jagoba Manterola - Foku
No voy a tratar hoy, porque no toca, ni de la lucha feminista, cuyo salto cualitativo ha sido exponencial el 8 de marzo, ni tampoco de la ejemplar lucha de los pensionistas, sino de un asunto tangencial a ambos asuntos. En ambos se da un desarrollo de lucha social específica, con objetivos concretos a corto y medio plazo, que ha tenido la virtualidad de unir a millones de personas en una misma dirección. 

2018/02/24

Vieja política

Dos situaciones paralelas en el tiempo me han llevado a escribir este apunte. Por un lado las interminables negociaciones en Catalunya y Bélgica para intentar conformar un Govern que deje a un lado la vigencia del artículo 155. Por otra el anuncio de que las ciudadanas de la CAPV podrán enviar sus reflexiones a la ponencia parlamentaria sobre el nuevo estatus. 

Nada tienen que ver las dos cuestiones, pero detrás de ambas subyace un grave problema que aqueja a la inmensa mayoría de los sistemas autodenominados democráticos, las democracias formales occidentales. El problema es la falta de participación política de la ciudadanía más allá de emitir el voto (o abstenerse) cuando se convocan elecciones de diverso calado.

2018/02/11

¿Quién ejerce el derecho a decidir?

La situación política vasca, referida a Euskal Herria, no a la reducida CAPV, se puede considerar que se encuentra en fase de reseteado a distintas velocidades y con distintos objetivos. Tenemos un país demediado en tres partes, es lo que hay, y hasta ahora, después de 40 años de postfranquismo, no hemos sabido avanzar en una necesaria confluencia amancomunada, que no unitarista.

Foto: eitb.eus
En Vascongadas andamos a vueltas con el nuevo estatus, o sea, la nueva adaptación legal y jurídica, para sentirnos cómodos en el Reino de España, sin rupturas ni escándalos al estilo catalán. El acuerdo no es imposible, pero sí difícil, ya que sería un error dejar de lado al PSE en un paso de tal calibre, según dicen. Por lo tanto, la posible entente entre PNV, Bildu y Podemos se antoja como necesaria, pero no suficiente.

2018/01/14

Realismo

El término realismo tiene mala prensa en la izquierda. Se asocia con mucha facilidad a cesión, a renuncia a los objetivos máximos, en fin, a una adaptación a la situación, dejando a un lado aventuras. Pero no siempre tiene que ser así. A veces, en determinadas situaciones, una cierta dosis de realismo puede ayudar a situar el problema en los justos términos y a poner las bases para lograr superarlo.

En el caso de Catalunya ha sido ERC quien ha solicitado a Carles Puigdemont y a su coalición una dosis de realismo, al igual que lo ha hecho el ex president Artur Mas. Y ciertamente estimo que algo de razón llevan cuando lo solicitan, porque el desfile de líderes independentistas ante el Tribunal Supremo está deparando innumerales sorpresas, como la renuncia general a la unilateralidad, concepto indiscutible hace pocos meses entre los protagonistas del procés.